La mejor grasa para rodamientos industriales

La mejor grasa para rodamientos industriales

En este artículo vamos a hablar de aquella que se puede considerar como mejor grasa para rodamientos industriales, pero antes de adentrarnos en la importante tarea de escoger una buena grasa para estos elementos vamos a ver que son los mismos, los principales tipos de rodamientos que existen y otros detalles sobre los mismos. 

Grasa para rodamientos industriales

Para empezare podemos decir que los rodamientos industriales son elementos de carácter mecánico destinados a mitigar el friccionado entre un determinado eje y los elementos a los que el mismo va conectado, con ello se logra una buena base de apoyo, así como también una disminución en la dificultad de movimiento.  Otro aspecto destacable de los rodamientos industriales es que los mismos no tienen una única denominación para definirlos, y no se está hablando de la evidente diferencia de nombres que se le da a los mismos en distintos idiomas, sino que de lo que se está hablando es de que los rodamientos industriales no tienen el mismo nombre en todos los países de habla hispana.  Así, por ejemplo, mientras por nuestros lares y por otros territorios los mismos son denominados así, en otros países que también utilizan la misma lengua el nombre que se le da puede ser diferente. 

Tipos de grasas para rodamientos de bolas

Dichos elementos resultan de carácter rotativo y se distinguen por situarse en tres grandes grupos. Por un lado (a todos ellos la grasa para rodamientos industriales presta servicio) se encuentran los de tipo de bolas, por otro lado, se encuentran los denominados de rodillos y finalmente nos podemos encontrar con los de agujas. 

La mejor grasa para rodamientos

Luego, los rodamientos industriales también pueden distinguirse por ser axiales o radiales (también existen algunos que son las dos cosas a la vez), la diferencia entre ellos se encuentra en el sentido que toma el esfuerzo soportado por este. 

 

Así, por ejemplo, la rueda se puede considerar de rodamiento radial dado que el soporte de los esfuerzos pasa por el centro del eje de esta. Por el contrario, un ejemplo de rodamiento axial se encontraría en las bisagras de las puertas dado que el esfuerzo soportador resulte en dirección al eje de la pieza. En este último caso, en el ejemplo de los rodamientos de bisagras de puertas (y de ventanas y de otros lugares) también pueden encontrarse rodamientos que sean a la vez tanto radiales como axiales tal y como ya se había adelantado con anterioridad. 

Grasas para diferentes tipos de rodamientos

Siguiendo con las modalidades de rodamientos industriales existentes (que resultan todos ellos aptos para ser tratados en tareas de mantenimiento con grasa para rodamientos industriales) pero ahora enfocando el asunto desde una perspectiva de hablar más concretamente los tipos específicos de rodamientos existentes, decir que algunos de los principales son los siguientes: 

En primer lugar, se puede hablar de aquellos rodamientos denominados como rígidos de bolas. La utilidad de este tipo de rodamientos es extremadamente diversa y variada. Puede decirse que este tipo de rodamientos son uno de los más utilizados en el mercado, a ello contribuyen distintos factores: su alto grado de resistencia, velocidad, precio y mantenimientos reducidos entre otros motivos hacen que sean uno de los tipos más demandados. 

Luego, se puede hablar de los rodamientos de contacto angular basando su funcionamiento en una hilera de bolsas. Los mismos se caracterizan por ser uno de los mejores para soportar independientemente cargas tanto radiales como axiales y lo puede hacer en grandes volúmenes de carga. 

Rodamientos de agujas

Los rodamientos de agujas también resultan altamente reseñables y se caracterizan por ser de rodillo cilíndrico con un alto grado de delgadez y un reducido tamaño, todo ello sin que su aparente menor tamaño signifique que los mismos no soportan grandes cargas pues es todo lo contrario. 

Rodamientos  de rodillo cónico

En los denominados rodamientos  de rodillo cónico su elemento diferenciador es la capacidad de soportar carga radial y axial de forma simultanea y no tan sólo independiente y todo ello gracias a la posición que mantienen en el rodamiento los rodillos. 

Rodamientos de rodillo cilíndrico

También existen los rodamientos de rodillo cilíndrico de empuje caracterizándose los mismos por su altísima capacidad en el soporte de cargas axiales y por su alta insensibilidad al choque. Se caracterizan por no demandar una gran cantidad de espacio y por ofrecer un alto grado de resistencia. 

Rodamientos de rodillos con funcionamiento a rótula

En el caso de los rodamientos de rodillos con funcionamiento a rótula y de carácter axial una de sus características primarias es la alineación manual de los mismos que estos permiten, así colmo su alto grado de resistencia a pesar de las altas velocidades que los mismos son capaces de alcanzar. 

Rodamientos que van con bolas a rótula

También existen los rodamientos que van con bolas a rótula a la vez que existen los que van con rodillos a rotula. En el primero de los casos la característica básica es su doble hilera de bolas de apoyo y, en el segundo de los segundos la doble hilera de rodillo de camino esférico es de especial mención. 

Rodamientos axiales de bolas

Los rodamientos axiales de bolas denominadas de simple efecto se sirven de una hilera de bolas con dos aros y los de aguja de empuje son especialmente aptos para necesidades de rodamiento duro. 

Y, finalmente, para cerrar este apartado, mencionar a los rodamientos de rodillos cilíndricos que se caracterizan por ser comúnmente de fila única y por existir distintas subtipos dentro de los mismos, existiendo concretamente las modalidades de tipo NU, las de tipo N, las de tipo NJ y las de tipo NUP.   

Tipos de lubricantes

Los rodamientos industriales no puede decirse que de los elementos que exigen un mayor grado de mantenimiento. Ahora bien, que los rodamientos no demanden de un gran nivel de mantenimiento no supone que no necesiten de mantenimiento (ente este mantenimiento se encuentra el incorporar grasa para rodamientos industriales).  

Los rodamientos industriales, del mismo modo que cualquier otro elemento mecánico, necesitan de un cierto nivel de mantenimiento y para llevar a cabo el mismo existen una serie de fases y una serie de herramientas para llevarlo a cabo. Las principales fases por las que pasa un buen mantenimiento de rodamientos industriales son las fases de desmontaje, la de lubricación, la de alineado, la de control esencial de funcionamiento y la de nuevo montaje. 

Para cada una de las fases se requerirá un tipo de herramientas concretas y de llevar a cabo adecuadamente el mantenimiento se puede alargar mucho la vida útil del rodamiento. Algunas de las herramientas esenciales para el mantenimiento de rodamientos industriales son las de elemento hidráulico que permiten desmontar y montar fácilmente las piezas juntamente con las herramientas de carácter mecánico que complementan esta función, también los elementos de calentado de rodamientos, así como los alineadores de los mismos, amen, por supuesto de la grasa específicamente para estos menesteres para la fase de lubricado. 

Escoger un tipo de grasa para rodamientos industriales 

Y es justo en este punto de la aplicación de grasa para rodamientos industriales donde vamos a fijarnos en aquellas grasas que pueden aportarnos y que nos aportarán los mejores resultados. Sin entrar a valorar marcas concretas de grasa puede decirse que las mejores grasas para este tipo de lubricados serán las que logren de la mejor manera reducir el nivel de fricción y desgaste de las piezas, las que aporten un mayor nivel de protección anticorrosiva y las que dispongan de un mejor nivel de sellado ante la injerencia de contaminantes externos. 

Dicho lo anterior y en base a ello se deberán escoger grasas cuya viscosidad del aceite responda concretamente a las necesidades de esfuerzo de carga y de velocidad que el determinado rodamiento alcanza. A su vez también deberá tenerse muy presente el nivel de consistencia de la grasa en cuestión, las mismas resultan divididas en 7 grados, las que van del 0 al 6, puede decirse que las de grados 2 y 3 son de las más utilizadas. 

 

Tal y como se mencionaba el poder anticorrosivo de la grasa es muy importante, especialmente esto es importante en aquellas que van destinadas a motores eléctricos. En cualquier caso, las que dispongan de un mayor nivel anticorrosivo podrá decirse que son mejores (siempre que cumplan con los demás requerimientos exigidos pues de nada servirá que sean muy anticorrosivas si en los demás puntos de importancia suspenden estrepitosamente). 

Del mismo modo que de la protección anticorrosión la grasa empleada debe conseguir retardar el desgaste de la pieza, en este punto la ausencia de aditivos en la misma es un muy buen síntoma de calidad. 

También resulta importante el punto de caída de la grasa que se vaya a aplicar, perseguir un punto de caída alto es importante y es que eso le permitirá lidiar mejor con las temperaturas elevadas a las que se deberá enfrentar. 

Y, finalmente, también debe mencionarse la estabilidad en el corte de la grasa para rodamientos industriales. Aquí también se puede hablar de distintos niveles y puede decirse que el ablandamiento de esta no debe superar idealmente el grado o a lo sumo el grado y medio especialmente en los cojinetes empleados en motores eléctricos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *