Sin baño

Materiales de suministros industriales sin baño 

En las tiendas de materiales de suministros industriales se encuentra una gran diversidad de metales de todo tipo, piezas y elementos de metal que sirven para los más variados usos y para las más variadas aplicaciones y funcionalidades, unas piezas y elementos de material que deben de estar debidamente tratadas para ser más resistentes u para obtener mejores propiedades pero que, en muchos casos, también pueden ser piezas y elementos sin baño de ningún tipo. 


Materiales Sin Baño

Diferencias en materiales de suministros industriales con tratamiento, pero sin baño 

En primer lugar, debe diferenciarse entre piezas de metal que han sido tratadas de algún modo y piezas de metal que han sido bañadas. Ambas piezas han sido tratadas, pero existe una diferencia muy sutil, pero importante: todas las piezas de metal a las que se les ha realizado algún baño han sido tratadas, pero no todas las piezas de metal que han sido tratadas tienen que haber sido tratadas mediante un baño, pueden llevar algún tipo de tratamiento sin baño de por medio. 

Cierto resulta que en muchos casos el tratamiento de las piezas de metal consiste en un baño de las mismas para lograr distintos objetivos, pero no siempre tendría que ser de forma indefectible así, una pieza de metal puede ser tratada de otras formas o, incluso, podría llegar a ofrecerse “en crudo”. Dentro de las piezas y elementos de metal que llevan baño puede destacarse por ejemplo el niquelado o el zincado, por poner tan sólo unos ejemplos.  

Así, en el primero de los casos nos encontraríamos con una pieza que ha sido tratada mediante un baño que recubre a la misma con un recubrimiento de níquel, lo que le otorga un mayor poder de resistencia ante la corrosión y la oxidación. Este tipo de baño también ofrece beneficios estéticos, pues mejora la apariencia de la pieza, existiendo el niquelado con acabado mate y el niquelado con acabado brillante, pero ello no debe despistarnos de que pueden existir piezas de metal sin baño alguno. 

Luego, para completar la exposición de los metales que sí que llevan baño en base a los ejemplos que aquí se han incorporado y mencionando dentro de estos (por el interés que tiene dentro del ámbito de los materiales de suministros industriales) al zincado decir que el mismo otorga un cierto grado de protección mediante un baño de zinc a la pieza tratada. 

Tal y como puede verse, normalmente los tratamientos con baño de las piezas metálicas tienen tres objetivos básicos: mejorar de algún modo las prestaciones del elemento, protegerlo de agentes externos o convertirlo más atractivo estéticamente. En muchas ocasiones, estos objetivos van relacionados entre ellos y en muchas otras ocasiones no pero siempre todo gira en torno a los mismos. 

Todo gira en torno a los mismos menos en aquellos casos donde ni los motivos estéticos ni los motivos técnicos requieren ni demandan de baño alguno de las piezas o elementos de metal. Por todo ello, la importancia de los metales sin baño también es muy elevada dentro del sector. 


Mostrando 1–12 de 33 resultados

Arandelas DIN 6797A