zincado

Materiales de suministros industriales: Zincado 

Mediante el zincado se logra dotar de una capa adicional de protección contra el deterioro de las piezas de acero que son sometidas a este proceso. En las siguientes líneas vamos a visualizar aquello que es el proceso del zincado más detalladamente, un proceso que tiene que ver mucho con el ámbito de los materiales de suministros industriales. 


Informacion sobre materiales Zincado

Proceso de zincado

Cuando se entra a analizar un poco más en profundidad el proceso de zincado como proceso puede verse como el mismo consiste en aportar una capa (a modo de recubrimiento) de Zinc al acero tratado, una capa que le permitirá al mismo ser más resistente al deterioro, concretamente será más resistente especialmente a la corrosión dado que el mismo le provee de una mayor resistencia a la humedad y al resto de condiciones atmosféricas externas. 

Arandelas, pernos y tonillos zincados 

De lo anteriormente mencionado puede inferirse que cuando se está hablando del zincado se está hablando de lo mismo que del galvanizado y, en realidad, ello no está relacionado, pero no son realidades miméticas. Cierto es que, según lo expuesto hasta el momento el ambos comparten esta parte del proceso que puede considerarse completamente pareja, pero luego, a partir de dicha definición básica el proceso y todas las consideraciones que puedan realizarse existen algunas consideraciones que distinguen a los procesos. 

Acero zincado

Cuando se está hablando de que es un acero zincado en realidad no se está hablando de una única realidad, cuando se habla dentro del ámbito de los materiales de suministros industriales de acero zincado en realidad se puede estar hablando de galvanizado electrolítico o de electrozincado, en ambos casos se puede decir que existe una cierta similitud entre estos procesos y el cobreado o también el cromado. 

Una realidad que puede destacarse es que la capa de zinc que se incorpora al acero se realiza mediante el proceso, en caliente, de galvanizado o bien por el proceso electrolítico. En muchas ocasiones, un proceso de zincado no concluye con la incorporación de una capa de zinc, pues luego se realizan otros procesos (cómo pueden ser el de pasivado) lo que les otorga a las piezas una resistencia aún mayor además de tornarlas más suaves y uniformes al tacto, lo que a su vez supone una ventaja llegado el momento de tener que dar un lacado o pintado a las mismas. 

Entonces, ¿de qué estamos hablando realmente cuando estamos hablando de un proceso de zincado en el ámbito de los materiales zincados? Bien, para dar respuesta a esa pregunta debemos fijarnos en una triple realidad de tratamiento posible. 

Tipos de zincado

Por un lado, uno puede encontrarse con el supuesto zincado electrolítico, tal y como se mencionaba, a groso modo decir que este sistema se basa en incorporar la pieza de acero en una solución de sales de zinc. Por otro lado, existe el otro tipo de zincado que supone sumergir a las piezas en zinc fundido, y finalmente se encuentra el tipo de zincado por proyección técnica, que se desarrolla mediante el metalizado de las piezas.