Conteras

En ocasiones nos puede dar la sensación que cuando acudimos a unas instalaciones de venta de productos para la industria o para llevar a cabo la labor de profesionales de profesiones como la carpintería, lampistería, etc., sólo es posible encontrar elementos de grandes dimensiones, de gran coste económico o de difícil utilización y reservado sólo para personas con conocimientos técnicos medios o altos. En el caso del elemento que veremos hoy, ninguna de estas condiciones se cumple, y es que como vamos a ir viendo a lo largo del artículo, las conteras son elementos que aunque su tamaño y coste sean muy reducido su aportación a los proyectos donde interviene aporta gran valor sobre todo en cuanto a su perduración en el tiempo y por tanto en alargar en la vida de lo posible y en la medida de lo que puede aportar, la vida útil del mismo.
 


Tipos de Conteras

Las conteras son pequeños (según las necesidades) piezas de goma diseñadas con un objetivo muy definido, proteger a los componentes o elementos sobre los cuales se instalan de cualquier otro material o superficie, comúnmente sobre aquellas sobre las cuales descansan. Un ejemplo claro a nivel más de cliente particular, serían las pequeñas finalizaciones de goma que podemos encontrar en las patas de una mesa o incluso de una silla con el objetivo de evitar por un lado que las bases de estas patas se dañen así como que estas dañen a la superficie sobre las cuales descansan, que en este caso sería el suelo de un salón, cocina, etc.

CONTERAS DE GOMA

En el contexto industrial estas piezas tienen más importancia aún si cabe ya que los potenciales daños de piezas en el contacto con otras superficie puede acabar por menguar la efectividad de la pieza, reducir su vida útil incluso acabar provocando un fallo de seguridad. A modo de ejemplo, también podríamos pensar en otras aplicaciones relacionadas como evitar el contacto con substancias que pueden recorrer el suelo, como puede ser el agua y que podría corroer materiales oxidables.

Si bien las conteras no son componentes excesivamente caros dada la simplicidad de su diseño y la facilidad de acceso a los materiales que la componen, si es cierto que suelen ser trabajos a medida, con lo cual no se suele poder emplear productos preestablecidos a no ser que se traten de diámetros muy comunes, en el caso de los diseños circulares.

Con todo ello esperamos que os haya gustado este artículo y que os haya permitido conocer mejor estos componentes que si bien en ocasiones los vemos tanto en el trabajo como a nivel particular y no le damos excesiva importancia a su usabilidad y utilidad, lo cierto es que están permitiendo a diario que miles de productos mantengan con mayor efectividad su integridad física y por tanto se esté consiguiendo hacerlas perdurar durante más tiempo algo realmente importante en el contexto industrial donde los costes de substitución de maquinaria suelen ser mucho más elevados que en el ámbito de los hogares o negocios de menores activos.

TIPOS DE CONTERAS

CUADRADAS

Las conteras cuadradas son perfectas para ajustarse en tubos cuadrados ya que les ofrecen una estética bastante limpia y elegante. Además, pueden proteger perfectamente los bordes más afilados de los tubos ya que tienen como característica principal el ajustarse de forma fácil y segura dentro de una gran variedad de longitudes. Dentro de las conteras cuadradas puedes encontrar de diferentes tipos: ligeras, angulares, cromadas, abovedadas o con extremo metálico. Son perfectas también para rematar mesas, bastones, sillas, muebles escolares o, incluso, muebles metálicos. Aunque, en definitiva, existen para todo tipo de materiales y traabjos. Normalmente suelen estar hechas con plástico de primera calidad.

REDONDAS

Las conteras redondas son perfectas para poder ajustarse a tubos redondos. Cuentan con la gran ventaja de que se adaptan perfectamente para poder dar un acabado limpio, liso y atractivo. Además, también vienen genial para poder proteger aquellos bordes que son más afilados ya que se pueden ajustar a ellos sin problemas y haciéndolo totalmente seguro. Las puedes encontrar en muchas longitudes y tamaños y normalmente están hechas de plástico de primera calidad. Sus usos más comunes son en sillas, mesas, muebles de colegio o, incluso, en muebles metálicos.

RECTANGULARES

Las conteras rectangulares son perfectas a la hora de rematar un tubo rectangular ya que da una sensación de estética y limpieza perfecta. De hecho, se usa sobre todo también para las superficies que presentan puntas que pueden ser peligrosas y necesitan de un tope. Por tanto, funcionan también como elemento de seguridad. Suelen estar hechas de plástico o goma de primera calidad y una de sus funciones principales es servir de remate para las patas de las sillas o de las mesas. Puedes encontrarlas de diferentes tamaños preparadas para diverso tipo de mobiliario u otro tipo de uso industrial.

OVALES

Este tipo de conteras ovales, tal y como indica su nombre, presentan forma oval. Son usadas en tubos con estas características para poder dar un toque más limpio y más estético. Además, de servir de medida de protección y de seguridad para remates que pueden ser puntiagudos y, por tanto, peligrosos ya que pueden cortar o pinchar a la persona que se encuentra manipulándolos. Su uso está muy extendido en el mundo de los muebles sobre todo como remate para sillas y mesas. Aún así, también se usa en otros muchos elementos e, incluso, en productos industriales. Suelen estar hechas de goma o de plástico de primeras calidades.

EXTERIORES

Las conteras exteriores son usadas como remate final de tubos que presentan una forma puntiaguda y que pueden llegar a ser peligrosos para las personas que lo manipulan provocando cortes o arañazos. De normal, suelen usarse como apoyo de sillas y mesas para evitar que hagan tope con el suelo y puedan rallarlo o dañarlo. Suelen estar hechas de plástico o, en las mejores ocasiones, de pvc de alta calidad. Suelen tener bastante aguante y cumplen perfectamente su misión dejando un acabado liso, limpio y estético. Son bastante resistentes tanto a golpes como a rozaduras. Una forma fácil y barata de dar un acabado perfecto.

PIES NIVELADORES

Las conteras de pies niveladores tienen la función principal de nivelar la base de un elemento estático. Suelen estar fabricados de poliamida con fibra de vidrio reforzada, en acero inoxidable. Pueden ser fijas (con una articulación que se encarga de nivelar desde la base de la espiga) o rótulas (que no solo nivelan sino que, además, permiten inclinaciones que llegan a los 30º). También pueden haber mecanizados y estampados. Como te podrás imaginar se usa sobre todo en los pies del mobiliario de casa aunque sí que es cierto que tiene otras aplicaciones industriales importantes.

ESPECIALES

Las conteras especiales son aquellas que tienen un tamaño y una aplicación orientada a un sitio en concreto. Tienen diferentes tamaños para poder adaptarse a cualquier lugar y, al igual que las normales, sirven como tope para evitar rozaduras o daños en el mueble o en el lugar donde vayan a ser utilizadas. Estas conteras son usadas también en aplicaciones industriales y permiten que el resultado sea estético y limpio. Puedes encontrarlas de plástico, de pvc o, incluso, de acero inoxidable. Todas ellas de primeras calidades. Son usadas, sobre todo, en tubos con anchos o medidas especiales que no pueden ser solucionadas con las diferentes conteras anteriores.

Te puede interesar:

Tornilleria industrial

herramientas industriales online


Mostrando todos los resultados (7)

CONTERAS CUADRADASCONTERAS CUADRADAS
CONTERAS ESPECIALES
CONTERAS OVALADAS
PIES NIVELADORESPIES NIVELADORES
Conteras Rectangulares
CONTERAS REDONDAS